La despedida de Javi Madridista

Aquel viernes, nadie nos robó el mes de abril. Aquel viernes, 10 amigos pusimos destino Sevilla. O al menos eso pensó el protagonista de esta novela, cuándo un astuto “Lucho” en un bar de paso (sin aves) hizo creer al novio que aquel sería nuestro destino, pese a que un gran Estéfano se encargase de matar 2 pájaros de un tiro en una soberbia frase de pocas palabras donde casi reventará que Gómez nos esperaba en Córdoba. 😉

Pero, ya de noche, era una Córdoba llorona la que nos esperaba, quizá consciente de que ese maravilloso fin de semana ninguno de los presentes visitaría su mezquita. Y es que quizá Córdoba lloraba, porque sabía que aquellos últimos días de abril, aquellos soldados liderados por un radiante Javi harían sombra a su eterno Sol.

Aquella noche duró más de un día y aquel día fueron 2, con lo que tras encontrar esos apartamentos que jugaban al escondite, fuimos a la reconocida Casa Pepe cordobesa, a inaugurar oficialmente aquel evento que quedará en nuestra retina por largos años. Y así, como si nada, casi sin darnos cuenta, empezamos a escribir en negrita en nuestro diario. Alli, en un restaurante de Córdoba, sentados en corro, sin besos ni porros, pero con una eterna sonrisa dibujada en la cara, Javi se puso en pie.

Y como hubiese hecho un sabio, comenzó un improvisado discurso poniendo las medallas a aquellos que las que, con razón, las merecían. A un Fer, que luchó contra viento y marea por no faltar a la cita, a un Miky, que igualmente hizo lo posible por asistir y venció. A un Charlie que asumió sus galones y organizó un evento casi en solitario. A un creativo David que puso el arte en aquellas camisetas, a Luisito y Charlie por sus coches, a Gon por acudir pese a sus irrenunciables compromisos, etc.

Aquella noche acabó de día, entre copas, risas y excesos, pero, ¿como van a caber tantos besos en esta canción?. Aquella noche, Luisito y Gon pusieron rumbo al cielo y haciendo de la generosidad un arte, bajaron a traernos entre 19 y 500 bromas, a la bella carcajada de la mano.

A la mañana siguiente, las persianas corrigieron la aurora y el desayuno, a la hora de comer, fue en una de las cruces cordobesas, en preciosos patios del sur y así, dando tumbos de bar en bar, con Javi, vestido con la elástica madridista a la que admira, despedimos, con más pena que alegria a 2 de nuestros camaradas, Fer y Estéfano.

Pero el envite no quería acabar y junto a la mezquita acabamos tomando-la, para cerrar aquel precioso sábado, cenando, sin un Miky resacoso, en la recomendable Taberna Juramento, donde no faltó ni Chamizo y sus maravillosas anécdotas matemáticas que Javi se encargó de rescatar “si, y a la septima tiro de espaldas”

Y de ahí al Soho, un bar muy trendy de la provincia andaluza, donde hablamos de lo divino y humano, y así, poco a poco, aquella noche cerró sus ojos. Y así, poco, llegó la mañana siguiente, donde desayunamos rico salmorejo cordobés en el patio sito junto nuestra alcoba.

Y así acaba la foto de este precisoso recuerdo, una foto de 10 amigos encantados de haberse conocido en una Córdoba sin mezquita, donde nos sobraron los motivos.

Gracias Javi. Gracias chicos.
Gon

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Eventos varios. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a La despedida de Javi Madridista

  1. Miguel dijo:

    Oye que se te ha olvidado comentar que luego si fuí con vosotros al SOHO(experiencia memorable, por cierto) y más que resacoso, estaba vomitoso.Por lo demás, un prodigio de ingenio, como ya es habitual en tí.

  2. elena dijo:

    Que bien os lo pasasteis no? me alegro mucho! un beso grande a todos

  3. javier dijo:

    Un lujo, una maravilla.
    Excelsa despedida, superlativa crónica, mejores amigos.
    Hubo mucha lluvia, pero más salmorejo y aún más risas.
    Lucho inventó una modalidad de natación: 1m estilos.
    Miguel sacó su gadgeto brazo.
    Gon aromó la discoteca.
    Gonzalo se quedó un día más y se hizo un jersey a medida.
    Carlos se encargó de que todo esto fuera posible. No lo olvido.
    Sois los mejores.

  4. LERELE dijo:

    Madre mía!!! como os lo pasáaaaissss!!!

  5. El Charlie dijo:

    Gran despedida y gran crónica! si señor.
    Y el no te haorques lo había olvidado….jajajajjaaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s