La crónica F7: El mejor de los finales

Resultado : FJP 6 – 1 Despreocupados

El partido de ayer, por ser el broche, la guinda final de la tarta, ya hubiera merecido per se una crónica. Pero visto lo visto, jugado lo jugado, merece la mejor de ellas.

A los ausentes les situo, ayer jugábamos contra los que lideraban la tabla de Play off, contra los que no conocían la derrota. Un equipo modesto como el nuestro, ya sin posibilidades de ser primero de grupo, llegaba a la cita de aquella manera.

A más a más, mirábas al banco y no había nadie. Sólo gracias a que Javi in extremis consiguió que Victor nos echara un capote, pudimos salir 7 al campo.

Antes de detenerme en analizar los preciosos detalles del envite, es justo reconocer que Victor no echó un capote, echó dos, tres, que se yo. Ocupó la medular y desde ahí, con ordeno y mando se contruyó un equipo que nada tiene que envidiar a ninguno de sus rivales.

Aquella cerrada noche, cuándo muchos dormían, nos fuimos de la cita marcando 6 goles y lo mejor fue la defensa. Digamos que el ataque fue de matricula de honor, fue mejor la zaga.

Espero que el nombre del rival no sea un farol, porque la tortura empezó cuándo ya en la primera Victor empezó a buscar el  clásico pase al hueco (el L1 para los de la play), así llegaron 2 goles que firmó un servidor, amagando al tonel de su portero. El propio Victor se encargó de firmar el tercero y con un 3-1 arriba fuimos al descanso.

Atrás, con un Jose soberbio (como siempre, con paradas de foto) y con una defensa de Koke y Javi y de Eto y Juancho por las bandas algo retrasados, fue imposible entrar. Si les soy sincero, nunca les he visto defender así y llevo muchos años jugando a su lado. Nunca les he visto no conceder un sólo error, sacar la bola controlada, ganar cada rechace… Sinceramente no sé como lo hicieron, espero que algún día me lo expliquen, pero por allí no pasaba ni la luz.

En la segunda mitad el objetivo era no perder esa inesperada renta, que lejos de menguar, aumentó. En una jugada de tiralineas entre Victor y Juancho, donde dejé de contar el número de paredes por aburrimiento, el balún llego a linea de fondo, y Victor me la dejó franca y zas.

Victor y Eto se encargaron de los que faltaban para que esa manita tuviese seis dedos. Eto ya saben, pone cara de brutó su central se acojona y se inventa un tiro exterior que bate al meta. El de Victor 3 cuartos, pero creo que rompió la red.

Señores, fue increible. Fue la noche que nunca me atrevía a soñar, pensaba que era una imprudencia, una osadía hacerlo. Si me hubiesen pedido firmar un resultado antes del convite contra los invictos, posiblemente habría firmado un 2-1. Seis, nada menos.

Señores, a los que fueron ayer y los que no. Muchas gracias, gracias por partidos como este, y gracias también por los que no estuvimos tan finos, por los que la tarta no sabe tan rica. Me da igual. Me lo he pasado como un enano. Y espero tardar mucho en echar de menos noches como esta, porque sigan escribiendo las páginas de los lunes en nuestro diario. Un placer haber compartido ficha con ustedes en esta liga de 2011/2012 que ya nunca volverá.

Pero no me pondré nostálgico, porque pintan Copas. Les veo en pocas semanas sobre el verde piso de Chamberí.

Besos
Gon

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Fútbol. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s