Cómo cambiar el sistema desde dentro: Rebelarse al jefe.

Existen dos maneras de intentar cambiar el sistema:

  1. Desde fuera
  2. Desde dentro

Me explicaré mejor, aunque realmente todos estamos dentro, todos consumimos, usamos derivados del petróleo, etc. Hay personas que trabajan en las empresas o instituciones que son las que dominan el mundo.

Desde fuera: Son aquellos que no trabajan en Bancos, Partidos Políticos, Banco de España, Farmacéuticas, Eléctricas, etc, pueden intentar cambiar este sistema de robo legalizado de alguna de estas maneras:

  • Participando en asociaciones ciudadanas como ONGs, Stopdesahucios, 15M, etc.
  • Asistiendo a manifestaciones
  • Firmando para crear leyes ciudadanas que nos protejan
  • Consumiendo de forma responsable productos locales y ecológicos
  • Consumiendo información de forma responsable, dejando de ver o leer los medios tradicionales y usando fuentes plurales como twitter, meneame, etc.
  • etc.

Desde dentro: Pero aquellas personas que todas las mañanas se levantan para ir a trabajar a alguna de las grandes empresas que están contribuyendo al gran robo que vive el mundo porque trabajen en empresas como:

  • Bancos y Cajas que roban, manipulan medios de comunicación, desahucian, etc.
  • Eléctricas o petroleras que estafan y controlan gobiernos, medios etc.
  • Partidos políticos como PP y PSOE que son las marionetas que ayudan a los grandes estafadores a seguir haciéndolo
  • y un largo etc.

Estas personas son las que tienen la llave para cambiar el mundo.

¿Cuál es el problema? Que para cambiar el mundo y acabar con este expolio social deben negarse a hacer su trabajo. Deben enfrentarse a su jefe y decir basta y eso, reconozcamoslo, no es fácil.

Hoy en día tenemos buenos ejemplos de personas que, desde dentro de instituciones, se han rebelado a sus jefes y han dicho basta. Pero para ello no puede hacerse de forma individual, para ello, es condición sin equanum, organizarse.

Y un buen ejemplo lo tenemos en la dimisión en bloque planteada por los médicos de Madrid. Ese es el camino, pero estas personas ponen a disposición sus ingresos, su puesto de trabajo, por un bien común. Estas personas, son héroes, y no es fácil ser héroe a este nivel cuándo hay bocas que alimentar en casa.

Si las 1300 personas que contribuyeron a crear la bomba atómica, se hubiesen negado, no se habría construido. Si a una guerra no va nadie, nadie muere.

¿Cómo tendrían que rebelarse las personas que trabajan desde dentro?

  • Desde el cajero de un banco que entrega el papel a un cliente para firmar unas preferentes que nunca podrá cobrar,
  • o aquellos que trabajan en el Banco de España y que diariamente contribuyen (muchas veces sin quererlo) a que se “regale” dinero público a los bancos
  • Los antidisturbios que apalean a personas que defienden sus propios derechos y los de todos los ciudadanos ante unos recortes injustos, cuando se mantienen los paraisos fiscales y sicavs
  • Los afiliados a los partidos que apoyan a su partido aunque haga lo contrario que decía su programa
  • Hasta los propios presidentes de los gobiernos como el de España que no son capaces tampoco de rebelarse ante “sus jefes” que desde Europa les dicen que cambien la Constitución a favor de los bancos o que hagan recortes para que los bancos alemanes puedan cobrar.

Todos ellos son los que tienen la llave para acelerar el proceso del cambio. Por eso a veces resulta tan difícil que una sociedad cambie. Porque en la calle es fácil protestar, pero en el trabajo, es más divicil, porque peligra el puesto, la nómina, poder afrontar los pagos de la casa, la comida, etc.

Solución: Organizarse y plantar cara juntos.

Tiempo después de escribir este artículo, vi este vídeo de Beatriz Talegón, que dejo más abajo, que ilustra de maravilla esto de “rebelarse al jefe” para empezar a caminar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Cómo cambiar el sistema desde dentro: Rebelarse al jefe.

  1. merceduca dijo:

    Muy bueno, tomamos nota y actuamos en nuestra vida cotidiana.
    Tambien es interesante no comprar en tiendas que no se suman a las huelgas, o despiden a sus empleados cuando estos quieren hacerlas.

  2. carmen lopez de juan dijo:

    Sabotaje: órdenes de desahucio y correspondientes expedientes que desaparecen, órdenes informáticas de pago de extras o de ingresos desde los bancos defraudadores a su defraudados, desobediencia civil como por ejemplo no denunciar al pasajero que no tiene dinero para pagar el billete y dejarle viajar o a quien roba comida en una gran superficie… No tengo ni idea, mi ignorancia es grande. ¡Joder! Con lo fácil que les resulta a ellos robarnos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s