A mi hijo

02/09/2011: El día que nos enteramos

Escribo estas líneas el miércoles 23 de noviembre de 2011, casi 3 meses después del día que nos enteramos así que no me acuerdo bien de todo. Si recuerdo…

Que estábamos en Los Molinos. Ire y yo estábamos de vacaciones. Nos habíamos pillado las vacaciones un poco más tarde ese año, porque en agosto nacía Alejandra y para aprovechar y estar de vacaciones en esas fechas.

Alejandra había nacido el 10 de agosto y para el 18 o así se empezó a gestar nuestro futuro hij@ del que hoy que escribo, desconocemos el sexo (lo sabremos la semana que viene).

Como decía, estábamos en Los Molinos, habíamos llegado el jueves 1 de pasar unos días en Denia, y dudamos esa misma noche del jueves si hacernos el test para saber si estábamos embarazados. Al final, quisimos prolongar la emoción y decidimos hacer la prueba al día siguiente.

Aquella noche, mentiría si dijese lo contrario,fue especial.

Aquella noche nos acostamos con la misma sensación que hacía años que no había tenido. Y seguro que tú que lo lees la has tenido alguna vez. Nos acostamos con la misma sensación que tienen todos los niños cuándo se van a dormir la noche antes de Reyes.

Allí estábamos, dos adultos, durmiendo pensando en que al día siguiente tal nos levantásemos podría ser el primer día de una nueva vida. Y así fue.

Esa mañana despertamos como a los niños que les esperan mil juguetes en el salón. Nos despertamos con la ilusión de tener que hacer esa prueba y la emoción siguiente de ver si estamos embarazados o no.

Ire se levantó, yo la seguía, parecía. Aquellos minutos en los que Ire iba que no iba al baño se hacían lentos y emocionantes. Se metió en el baño pequeño y dejó el test en el lavabo. Se fue a la cocina, con esa actitud interesante de cómo que no la importaba. Yo me quedé en el baño mirando el dichoso “clear blue” mientras se pensaba si darnos o no la buena noticia.

El aparatito, burlón, se hacía de rogar y alargaba los segundos, pero para cuándo la paciencia empieza a perderse, nos dio el resultado. El resultado!!! Que inocua palabra que nos cambió la vida!!!!

Aque aparatito, como así, como si nada, nos gritó: Embarazada!!!

Jajaja y nos entró la risa, jajaja y nos miramos, y nos besamos y nos abrazamos!!! Porque aquella mañana el amor se convirtió en amor. Porque aquella mañana los Reyes nos trajeron el mayor regalo. Se dice pronto señora. El mayor regalo.

Visualicen la foto. Esa pareja de jovencitos que habían pospuesto la maternopaternidad hasta la frontera de lo permitido, esa pareja que había presumido de no correr, de vivir cada fase de la vida hasta el delirio, de no convertir los deseos paternales en obsesiones, aquella pareja que que había convertido en polvo las piedras del camino….

Visualicen la foto. Fundidos en un abrazo con una amplísima sonrisa que llenaba de luz la habitación. Esa foto, de ese abrazo de amor alborotado, esa foto inmortal que permanecerá por siempre en esa pequeña gigantesca historia de la vida de Irene y Gonzalo, de la vida de Ire y Gon.

Y después de aquella foto que dura toda la vida, que sigue ahí, parada en el tiempo. Siguió la vida.

Aquella mañana veloces, llamamos a Charlieo y los Follen para darles la buena-nueva. Y aquella tarde acabamos yendo al cine con Charlieo…

Ago-Oct/2011: Las primeras semanas

Para ser sinceros, las primeras semanas fueron bastante complicadas. Tanto fue así, que en realidad hasta que no pasó un mes largo nosotros creíamos que se trataba de un segundo aborto, más que de un embarazo.

Ya el día después de que nos hiciésemos el test con el “Clear Blue” en Los Molinos, Ire manchó un poco. Ese día estábamos en el porche con Charlie, Eo, Jcho y Mila y justo un poco antes de irnos a comer a la Chimenea, Ire salió del baño pequeño diciendo: “el segundo aborto, ya he vuelto a manchar”.

Y desde ese momento ya empezamos a venirnos abajo. A eso le siguieron varios días en Urgencias, ginecólogos, más manchas… De hecho nuestra primera ginecóloga África Rebollo siempre nos hablaba de el “segundo aborto” e incluso nos llegó a decir que en la eco se veía la bolsa vacía, nos mandó incluso pruebas de cariotipo, para la fertilidad, en fin…Se llegó a insinuar el tema de que Ire tomase pastillas para acelerar el proceso del aborto. ¡solo de pensarlo me pongo malo!

Entonces, empezamos a pedirlo. Y lo cuento así, porque lo vivimos así.

Empezamos a poner velas y a pedir al cielo, a los abuelos que nos esperan allí… que por favor nos ayudasen. Yo empecé a pedir en alto, a viva voz, delante de los míos, que SI, que ya sí lo queríamos. Empecé a demostrar públicamente que ese que había renegado del instinto paternal, ya estaba preparado, ya quería.

Y como suele pasar tan pocas veces en la vida, ese aborto se convirtió en vida. Y como suele pasar, casi nunca en la vida. Sucedió el milagro.

A día de hoy, 16 semanas después, todavía no llegamos a creérnoslo. ¿Cómo algo que medicamente había sido diagnosticado como un aborto, de la noche a la mañana se convertía en nuestro futuro hijo?

Después de esto, mi corazón sólo cree una cosa: Fueron los de arriba los que nos regalaron a nuestro hijo, de algo que parecía imposible.

Y a toro pasado, vuestras cabezas lo verán de otro modo, pensarán que fue un susto, sangre de implantación. Lo siento señores. Fuimos nosotros quién lo vivimos. E inexplicablemente aquellas semanas que andábamos tristes, con un doloroso segundo aborto a las espaldas, desde arriba, desde tan lejos y tan cerca, nos lo regalaron.

Y antes de nacer… resucitó.

Nunca sabremos como agradecer a mi abuela y a todos los que intervinieron en esto, lo que hicieron. Infinitas gracias.

11/2011: La semana doce

Como los planetas, las horas del reloj o los meses… y solo Dios sabrá por qué, si Ël o Ella organizó todo esto… fuimos a hacernos esa prueba que viene a decir si “Todo va bien”.

Y allí estaba, de nuevo, esa pareja que la semana 12 del año 11 firmaba 12 años de noviazgo, que no han conseguido convertir en rutina al amor. Y allí estábamos… Ire y yo, recién nacidos en nuestra nueva vida.

Y allí estábamos, sentados, en la sala de espera de la esperanza, hablando, como cualquier día, de nuestras cosas… “Irene de los Ríos” grito una enfermera.

Y allí estábamos, frente a la doctora Cano, tratando de que la esperanza venciera al temor, estirando un corazón que por momentos se encogía al verla repasar las mil pruebas de la Vida. ¡Qué difícil es decirlo mejor!, las “pruebas de la Vida”.

Miraba a Ire mientras cruzaba los dedos de mis dos manos, esperando que de aquella boca saliese una sonrisa. Aquel día, no debíamos saberlo, pero ellos estaban detrás, como siempre lo han estado, mi abuela y todos los que nos cuidan desde arriba, aquella tarde, también estaban con nosotros. Ya nada podía fallar… para entonces la Doctora pronunciaba: “Está todo perfecto”

UUUUUUUUUffffffffffffffffffffffffffffffffff. Leasé: Llegó la Paz. Comenzó la Vida.

Tal salí, corriendo llamé a mis padres para darles esa noticia que tantas ganas tenía de gritar al puto viento. Estamos embarazados Y TODO VA BIEN!!!!!!!

Y si dicen que juntas vienen las penas, también las alegrías. Y poco a poco, como las personas normales, fuimos dando la buena, fuimos dando la nueva.

Y así, como si tal cosa, aquella noche en el bar Siboni, rodeado de mi familia, de mis amigos, compartiendo cena, como tantas veces seguiremos haciéndolo y tras largas y maravillosas conversaciones, algún inconsciente empezó a brindar.

¿Habría mejor momento para decirle a mis amigos del alma esta gran noticia que llevaba dentro, que una noche mágica con todos ellos de pie y brindando su sonrisa al aire? Yo no lo encontré.

Señores, “brindo por vuestro futuro sobrino”

¿Qué les voy a contar que no sepan?, copas, risas, excesos, como van a caber tantos besos, en esta canción.

01/12/2011: El día que nos enteramos del sexo del bebé

Lo recuerdo como si fuese ayer. Fue ayer.

Fue ayer el día que llevábamos esperando desde hace muchos días. Ire lo disimulaba, yo, menos. Pero aquel jueves de diciembre volvía a ser un nuevo e ilusionante punto de inflexión.

Cámara en mano, quedamos en Arapiles, a la puerta del médico. Y allí, como dos tontos, conteniendo una ilusión ansiosa por desbocar, grabamos las primeras imágenes de este precioso momento que estamos viviendo.

Y allí estábamos, otra vez, en esa sala de espera de las alegrías. “Irene de los Ríos” dijo de nuevo la enfermera y directos a la ventana que nos enseña a nuestro hij@ del que en ese momento no sabíamos el sexo.

Y como en las grandes ocasiones… se hizo de rogar. Algunos sabrán que no miento, pues habrán visto el vídeo que muestra esa primera silueta, esas primeras imágenes en 16:9 de su vida. Se dice pronto.

Tras unos emocionantíiiiiiisimos minutos, la doctora e Ire lo vieron. Al padre le costó más. Allí nadie se pronunciaba por no querer equivocarse pero las mujeres de esa sala ya sabían que se trataba de un varón. Que tonto se vuelve uno, que sonrisa más estúpida empieza a regar la boca. Qué bonito.

Y la doctora insistió. Y la doctora confirmó. Es un nene!!!!

Jajajajaja que fuerte coño!!!! Mi incosnciente juraba que era niña, mi cabeza apostaba por niño (por las teorías de Marimili) Ire confirmaba sus sospechas. Aquella mañana que Mila nos había mandado mil emails titulados “Hoy es el gran día” había llegado a sus explendor. Jajajaja NIÑOOOOOOO!!!!

Salimos encantados, emocionados, móvil en mano corrimos a dar la noticia casi antes de mirarnos a los ojos. Esa emoción que tanto habíamos encarcelado por los mil temores fundados o infundados, que se yo ya a estas alturas…

Joder, si nos hubieses visto, llegamos a casa donde ese pasillo me vio correr ilusionado gritando, “un campeón, un niño, un terrorista, un cabrón”, jajajaja no sabía ni que decir. Se lo dijimos a todo el mundo, por llamada, por whatsapp… a nuestros padres y hermanos, a los primos, a todos!!! Jaja que ganas de disfrutarlo, que ganas!!!

Y allí estábamos, yo en el salón y dando vuelas, ire semitumbada, agotada pero con las orejas que veían de cerca la sonrisa de su cara. Si nos hubiesen visto… Aquella noche cené con vino, y pensé en su canasta del cuarto, su primera raqueta de tenis, jaja pensaba contarles todo en lo que pensamos, pero no cabe.

Y estos días brindaremos, joder, me viene a la mente mi camino al médico riendo y tarareando esa de Hombres G de “hoy voy a pasármelo bien” que acababa de escuchar en la radio… jajaja Y estos días brindaremos, hoy se multiplican los mensajes del móvil, las enhorabuenas, los chascarrillos, las alegrías.

Je, mirad… me acaba de llamar mi padre riéndose, que se lo acaba de decir a Abuelo y me ha dicho: “se ha puesto más contento que tú” jajaja “por fin un De la Campa” decía mi abuelo emocionado jajajaja como me alegro de compartir alegría!!!

Señores, hoy: Somos muy felices.

A riesgo de quedarme corto: Millones y millones de gracias!!!!!!!

21/12/2011: La eco de las 20

Para los que lo ignoran, bien porque no son padres o porque lo fueron hace mucho, existimos una raza de privilegiados, que días como hoy, debemos mucho agradecimiento a la Ciencia.

Porque en los millones de años de vida, sólo algunos, muy pocos, menos de un 0,1% hemos podido ver, con precisión milimétrica a nuestro hijo a sus 20 semanas de vida. Ni nuestros padres corrieron la misma suerte.

Así que permítanme que les cuente la experiencia:

La eco de las 20 es “EL EXAMEN”, ese examen que supera de largo cualquier otro examen al que te hayas presentado en tu vida y… cosas del destino, te enfrentas a él con la ignorancia e inconsciencia de un recién nacido. En realidad lo eres.

Llegas allí risueño, ese día que llegarás más tarde al curro y que te levantas con tu mujer más tarde de lo normal para ir juntos a disfrutar de ver a tu peque. Y en ese clima de buen rollo entras en la sala y cuelgas tu abrigo en el perchero mientras saludas a ese joven médico que te saluda con rostro serio.

Potingue transparente en la incipiente tripa de ella y el doctor conecta esa potente “ventana” de la nuestros antepasados no pudieron disfrutar.

Y allí está, crecidito, animado, contento y escurridizo. Ahí está, con su madre. Feliz.

Y de tan feliz, nos recibe bromeando y su primera imagen saca los cuernos a modo de su primera trastada. Se parece al padre pensarán algunos.

Pero… empieza el examen.

El doctor repasa todos y cada uno de sus órganos uno por uno. ¡Uno por uno!.

Se acabó la risa.

Esos dos jóvenes padres convierten la risa en inquietud. Los dedos de mis manos se cruzan solos. La mano de Ire busca la mia mientras al tiempo que la mía había ido en su busca. El médico va contando, uno por uno los dedos de sus manos.

“La derecha… uno, dos, tres, cuatro y cinco” “Si, la derecha tiene cinco dedos”

Jodeeeeeeeeer!!!! Que agonía!!…

“Veamos la izquierda” dice el médico en voz alta. “Uno, dos…”

Para entonces ya eran 8 los dedos de mis manos que se entrecruzaban. En aquella sala oscura, donde solo brillaba la luz de la pantalla y la figura de nuestro hijo, Ire y yo guardábamos un silencio que se podía oir.

Si desde el cielo nos oían, seguro que estaban exclamando: “Rezad más bajito”.

Y el medico se calló.

Dejo de contar sus dedos y tamaño de extremidades y huesos para detenerse en el corazón. Y en el corazón, se calló.

Aquellos dos minutos, intensos como el ancho del universo, dados de la mano sufrimos rezando en un silencio atronador.

“Todo bien” dijo el médico.

Uffffff, respirad.

Y siguió contando, pero ya iba de cara, Ya esos dos inconscientes padres que entraron en la sala tan sonrientes como ignorantes, volvieron a respirar. Y es que contener el aliento tanto tiempo no debe ser sano.

Aquel doctor nos regaló 63 minifotos con el perfil y su cara, con su trastada, con la primera imagen que daba personalidad a la persona.

Y ya ven… tal salimos de la sala, aquellas manos que se apretaban dentro, corrieron a saltar chocándose en el aire, celebrando que el examen más importante de nuestra vida, el de otro, nuestro otro, nuestro nosotros, lo había pasado con creces.

Al llegar al trabajo aquel día, que todos habíamos llevado comida y champan, conté la noticia y brindamos.

Pero permítanme que acabe esta historia con la foto de Ire y mía en la puerta de la sala, mirándonos a lo más profundo del alma y chocando al aire nuestras manos, que brindaban por nuestro hijo.

Como siempre, no me olvido, a los de arriba, que sé que mucho de todo esto es “culpa” vuestra. GRACIAS.

24/03/2012: El día que le dije a Charlie que sería el padrino

Era un momento importante para mí y por eso lo escribo, para recordarlo.

Quería encontrar un buen momento para decírselo y al principio no supe. Fuimos a Denia, Charlie, Eo, Ire y yo y en un paseo, trate de sacar el tema sin éxito, cuándo de soslayo en una conversación le hablé de su ahijado.

Algún día después, concretamente el sábado 24 de marzo de 2012, celebré mi 36 cumpleaños en Los Molinos. Hizo un día espectacular, hizo una noche espectacular. Porque fue por la noche cuándo, el deseo de contárselo, de decirle que el sería el padrino de Jorgito, mi primer hijo (se dice pronto), se hizo realidad.

Esa noche el deseo murió, esa noche el deseo se materializó. Quizá con dos copas de más, benditas sean, bendita su manera de destapar la botella del sentimiento. Aquella noche… la recuerdo como si fuese hoy… entre la solemne seriedad con la que quería decirle aquella noticia y entre alguna risa y más de una lágrima de descontrolada emoción, se lo dije:

“Charlie ¿quieres ser el padrino de Jorgito?”

Estábamos en la habitación, Ire (acostada, que no dormida), Charlie y yo. Ellos se acuerdan del momento tan cristalino como yo, sino más. Allí entre sollozos y risas le decía, como si de una película en blanco y negro se tratase, con la fuerza y profundidad del cine de antes, como decía, le decía: “Charlie, Ire y yo hemos pensado que queremos que seas el padrino de Jorgito… ¿te gustaría ser tú el padrino?”

Empezó riendo y como yo, acabó llorando. Piensen lo que quieran pero en aquel pequeño cuarto, aquella noche, se llenó de emoción. Y al que no le guste, que no mire.

Y a Eo, como no podía ser de otra manera, la hicimos venir… la llamamos y quisimos que aquella noche no estuviese ajena a lo que estaba pasando. Y como no podía ser de otra manera, cerró el círculo. Aquella noche quedará por siempre grabada a fuego en mi frágil diario de mis recuerdos, de mi vida, de su vida.

Y al revés que en tantas ocasiones, permítanme acabar con un solo agrademiento, permítame por una sóla vez, no compartir, creo que también lo merezco:

“GRACIAS CHARLIE”

Días después, abrimos el buzón de Vallehermoso 79 y allí había una carta. ¿qué tiene eso de particular? Se preguntarán.

Era la primera carta que JORGE DE LA CAMPA DE LOS RÍOS, recibía.

Perplejos corrimos a abrirla. Ya lo adivinarán.

Pues sí, era su Padrino, que le escribía, que le contaba preciosas historias que ya hubiera envidiado haber escrito el mismo Lope.

Y allí estábamos Ire y yo sentados, conteniendo la emoción incontenible, leyendo esa preciosa carta que un día su Padrino le escribió. Esa carta que ya está bien custodiada entre la caja de los recuerdos de Jorgito.

Y para acabar, les dejaré aquí aquella crónica de mi cumple que escribí en el blog, aquella crónica en la que le contaba a Jorgito aquel memorable día, donde entre otro millón de cosas, Charlie se convirtió en el padrino de Jorgito.

Mi 36 cumpleaños, ya te contaré

Como diría tu “bisa”, aquel sábado cumplí 7,2 lustros.

Si nos hubieses visto, menudo sábado pasamos, seguro que nos oías… nos juntamos unos 27 (contando contigo), hubo destacadas bajas, aunque pocas, sólo faltaron Poli, Titelen, Painva… Pero… tenías que habernos visto, te habría encantado.

Me tiré toda la semana pendiente del tiempo, mirando en el impredecible Accuweather que me iba bailando dándome un pronóstico distinto cada día. Pese a ello, ninguno acertó. Accuweather no sabía que yo arriba tengo mano, Accuweather no tiene ni idea de que quién yo me sé, me iba a tirar un cable. Y sin ningún disimulo, nos pusieron un cielo tan azul como vacío, pocos 24 de marzo recuerdo yo tan soleados. Podíais haber puesto alguna nube para disimular, se noto mucho vuestra ayuda. 

Tu madre, ES-PEC-TACULAR. Menudo regalazo. Al pie del cañón toda la semana, pensándolo, imaginándolo, cocinándolo, recogiendo, ya te contará ella con más detalles, pero sin ella habría sido imposible.

Y en este maravilloso escenario, regado de comida y bebida fueron llegando, poco a poco, haciéndose desear, pero allí estábamos, todos juntos otra vez. Con Pepe y Leire como el mayor y la menor de aquella pandilla de peterpanes juguetones que se resisten a envejecer.

Menudo regalazo me hicieron, flipé. Si les hubieses visto, estaban allí “todos” rodeandome, dandome la mano, negandose a perderse la cita, dandome abrazos interminables, queriéndose, queriéndonos. Menudo regalazo hijo, estoy deseando presentártelos, te van a encantar. Ah! por cierto y peazo videocámara, sin palabras.

Y como en las grandes tardes la el día acabó más caliente que frío, la risa y el llanto se mezclaban, abrazos y gritos y risas se sucedían, lo impredecible empezó a gobernar cada rincón de la casa, que maravilla de tarde hijo, tendrías que habernos visto. ¿Escuchaste a tu prima Leire? Se acercó a ti a hablarte, creo que te dijo que nos veía un poco majaras, me pareció oirte reir, bueno, no me meto enano, cosas vuestras.

Lo dicho, que llevo rato buscando Gracias para daroslas, pero no tengo tantas, os doy las que tengo a riesgo de quedarme sin ninguna. Gracias a los que pudisteis ir y a los que no, gracias a los que me ayudasteis, gracias a los que nos echasteis una capota a Ire y a mi, gracias a los que “eo“l día siguiente con ese “entrañable” dolor de cabeza pasajero os pusisteis a limpiar una casa que habría tenido muchas opciones a llevarse el premio a la más sucia, porque eso si, guapos somos un rato, pero guarros, también. Como te digo una co, te digo la o. Gracias por la pimienta, por hacerme reir y llorar, por veros, por notaros, por sentiros, me encanta veros reir, estar.

Dejadme cerrar esta crónica dandoos un abrazo a cada uno de vosotros mientras pienso que es el último. No entiendo otra forma de dar abrazos.

Y a ti, enano, te veo en 6 semanas y te cuento, estoy deseando darte un beso y contarte millones de cosas!!!

Os quiero

Gon

27/04/2012: Los últimos días de espera

Ayer miércoles hicimos 38 semanas. .Ire fue a “monitores” por primera vez. Es donde el médico monitoriza para ir controlando que todo vaya bien.

Nos dijo el peso, con 38 semanas pesa 3,578 kg. Es decir, bastante, parece que vienes muy sano y formado. Por lo visto yo al nacer pesé 3,300 o así y Charlie 3,100 (que por lo visto nació 15 días antes).

El médico dijo que se le ve muy a gusto, ya muy colocado y que parece que va a ser alto. Je, como me alegro de que todo pinte muy bien. Estos días están siendo ya un compás de espera, deseando que nazca, tratando de hacernos a la idea, pero es imposible.

Creo que por mucho que intente uno imaginar su cara, nuestra vida en casa siendo tres en vez de dos, nuestras noches y días con el, por mucho que intentemos pensar cómo será su carácter, será tranquilo, será nervioso, como tendrá los ojos, el pelo, será rubio o moreno… creo que nos quedamos muy lejos.

Ya nos apetece mucho verle, o verte, si lees esto algún día 😉 Que ganas de saber cómo nos vamos a apañar, cómo vamos a ser con él, si vamos a ser buenos padres, si le vamos a saber educar, no sé… todo.

Estos días, antes de que nacieras… ¿Qué qué hacíamos? ¿Qué cómo era la vida de tus padres pocos días antes?

Pues tu madre en casita (de baja, curra en Maltus Darwin, en Cuzco), haciendo los últimos recados, haciendo cosas de www.departamentodecompras.es que parece que estos últimos meses empezaba a dar dinerillo (unos 700 euros al mes (cuando el salario de tu madre es 1360 y el mío 2250, para que te hagas una idea, que en el futuro siempre provoca curiosidad estas cosas del pasado)).

Yo en ASPA (en Leganés), contento (ya llevo 5 años aquí) y últimamente mucho mejor con los compañeros, vamos, muy bien de hecho. Jugando la liga de fútbol de Canal, que ha acabado este último lunes. Yo esta semana hice un curso de técnicas SEO y SEM (internet) al que me apuntó tu madre. El Madrid perdió esta semana contra el Bayern de Munich en la semifinal DE LA Champions League y lo vimos con Charlie y Eo en casa (menudos nervios pasamos). Y hoy ya es viernes de puente de 5 días. He recogido un poco la mesa en ASPA por si te apetece salir este puente y hasta dentro de 15 días no vuelvo a currar 😉

Ya tenemos todo tu cuarto preparado, las maletas hechas para ir al hospital, y ya estamos todos deseando verte.

Un beso enorme enano! Nos vemos en breve.

Tus padres.

15/05/2012: El día que naciste

¿Existe, en la vida de una persona, momento más especial que el nacimiento de su hijo? Posiblemente no.

En la vida, pasan cientos de cosas maravillosas, miles quizá. Pero algunas, se cuentan con los dedos de la mano, algunas son tan especiales, tan bonitas, tan emotivas… que no tienen comparación alguna.

Aquellos días de hospital, de compartir dolor y alegría, aquellos días en los que aquella ingenua pareja que había vivido 9 emocionantísimos meses de embarazo, se convertía en padres.

Aquellos días nacimos los 3. Jorgito, con su sóla presencia, nos hizo nacer también a nosotros, en esa nueva vida por conocer, en ese nuevo mundo desconocido de ser padres, en ese nuevo jardín en el que reiremos y lloraremos, en esas tierras inexploradas donde dudaremos, donde muchas veces no sabremos qué hacer ni para donde ir, pero un mundo que construiremos juntos, de la mano, compartiendo las alegrías y penas, los momentos duros y los de la felicidad más exultante.

Pero, revivamos.

Jorgito,

Aquel Jueves 10 de mayo, la médico programó que nacieses el 14. Te negaste. Cómo si nos quisieras hacer guiño, decidiste nacer el 15M. Y es que durante todo el embarazo tu madre y yo bromeábamos que nacerías el 15M (fecha en la que se celebraba el aniversario de aquel precioso movimiento pacífico y ciudadano que intentaba mejorar el mundo)

El domingo 13, tu madre y yo, grabábamos nuestras últimas imágenes en casa sin ser padres. Con 3 maletas en mano, poníamos  rumbo al Monteprincipe, a la misma habitación (245)  que 9 meses atrás vio nacer a tu prima Ale.

Y allí estábamos, nos tendrías que haber visto las caras, era una extraña mezcla de felicidad, emoción, ilusión, nervios, eran unas increíbles ganas por vivir esto juntos, que ganas teníamos de verte llegar, de conocer tu cara, tus gestos, de ver ese cuerpecito enano que compartiría el resto de nuestra nueva vida.

Aquel domingo vinieron a vernos tus tíos, Charlie, Eo, Juancho y Mila, pero hasta el momento, guardábamos celosos el secreto de tu llegada, ibas a ser la gran sorpresa. Queríamos vivir aquellos momentos tan especiales, juntos, en esa intimidad que nos permitiese disfrutar y afrontar cada instante, como se merecia.

No te imaginas con que ternura recordamos esos momentos… Hubo un momento del domingo que nos dijeron que esa misma noche vendrías. Llamamos entonces a tus abuelos para que lo supieran, pero donde dijeron digo acabaron diciendo Diego, y sin mediar explicación, nos dijeron que no sería tan rápido.

Y allí estábamos, tu madre y yo intentando dormir “la noche de antes”, con esos nervios de pensar que el lunes, al despertar pondríamos rumbo a verte la cara. No habías nacido y ya te echábamos de menos.

El lunes, a eso de las 3 de la tarde, comenzaba el empujón final, las contracciones se aceleraban. Tu tía Mila se quedó para darnos fuerzas y no te imaginas lo bien que se portó. Mamá pasaba por esos fuertes dolores que se sufre en los partos y Mila y yo tratábamos de paliarlos por todos los medios, masajes, nos dábamos la mano… pero ya entrada la tarde, a mamá le dolía mucho, la epidural se acodó y no entraba bien, sabíamos que entrábamos en la recta final y parecía que tu llegada sería inminiente.

Mamá luchaba como una campeona, sólo ella sabe lo que sufrio aquella tarde, por más que Mila y yo tratábamos de estar a su lado y quitarla dolores… nos era imposible. Mamá dilataba cada vez más (llego a 7 sobre 10) pero tu estabas muy arriba en la tripa y a mamá le subió la fiebre, vomitó… y cuándo los 3 creíamos que en un par de horas te veríamos llegar con un parto natural… bajo un médico que dijo que sería cesarea.

En aquel momento, Mila y yo miramos a Ire y ella sin dudarlo dijo, “cómo sea, pero que sea ya”. Entonces supimos que ya estabas ahí. Y fue ahí cuando nuestros nervios se aceleraron realmente. Bajaron a subirse a tu madre. Milita y yo la acompañamos hasta la puerta, éramos 3 mosqueteros liderados por mamá, que había estado 9 meses contigo, y en pocos minutos te iba a a traer a este mundo.

¿Existe fuerza mayor que haber nacido de su ombligo?

En el quirófano, mamá sola, trataba de encontrar ayuda en los médicos que le daban la mano, que la ayudaban… Al otro lado de la puerta, Mila, cámara en mano, grababa mis últimas imágenes sin ser padre, pero no pude acabar apenas de hablar y rompí a llorar. Y es que los nervios ya no podían quedarse dentro, durante 5 largos minutos estuve llorando como un niño abrazado a una Mila a la que sin duda damos un 10. Cómo se portó tu tía enano! Nos ayudó de principio a fin. Increíble.

Nos quedamos esperando sentados en las escaleras unos interminables minutos, hasta que un bedel, casi sin mediar palabra te saco en un carrito y los 2 corrimos a verte. No me lo creía ¡¡eras mi hijo!! Y yo te estaba viendo la cara, el cuerpo, las manos. Jamás he vivido algo igual. Que escena! Si pudiésemos parar ahí el tiempo y revivirla lentamente muchas veces… que maravilla!

Bajamos contigo en el ascensor y te llevaron a cambiarte, asearte y esas cosas que se hacen al nacer. Mila y yo mirábamos entre las persianas intentando verte, hasta que te trajeron, hasta que te pusieron en mi pecho, ¿te acuerdas? Los dos llorábamos, tú porque llegar a la vida no es fácil, porque tendrías frio, miedo o que se yo y yo, por verte. Nueve meses después estabas sobre mi pecho, diminuto, tratando de abrazarte a mi como podías… Ahora sigo escribiendo… pero haré una pausa para revivirlo. Que momento me regalaste enano, que momento vivimos los dos!

Y por fín, bajó mama, dolorida, exhausta, agotada, pero Feliz. Feliz por verte, enseguida te llevamos a sus brazos y estuviste con ella laaargo rato.

Aquella noche dormimos los 4 en la habitación. No te cuento lo increíble y extraño que fue dormir, allí, a tu lado, como si nada, sabiendo que aquella noche ya compartíamos habitación, te oíamos respirar mientras tratábamos coger fuerzas en esas 3 horas escasas que dormimos.

Aquellos días al hospital vino a verte mucha gente, padrinos,  tíos, amigos, abuelos, primos…Lauri nos ayudó todos esos días, te dio tu primer baño, ya te contaremos enano, ya verás el vídeo, te encantará.

Y allí estuvimos, contigo. Siempre contigo. Hasta el jueves, que mamá ya estaba más recuperada y pudimos volver a casa. Ya los 3, juntos. Nuestra nueva vida, contigo. Siempre contigo.

Gracias enano

Tus padres, que, incondicionalmente,  te ADORAN!!!

 

12/07/2012: Algunos datos a los 2 meses de vida

En 3 días Jorgito cumplirá su segundo mes de vida y cómo luego todo se olvida, queremos dejar aquí algunos datos de cosas que nos van pasando.

Tomas: Ahora con 2 meses sus tomas suelen ser de 150. Al principio empezaron siendo de 90, pasamos a 120 y ya vamos por 150.

Método: Estamos siguiendo el método EASY, con el que Ire empezó hace un par de semanas. Se trata de Comer – Actividad – Dormir – Tiempo para nosotros.

Ayudas: Desde el 6 de julio estamos en Los Molinos. Hemos contratado a Leda (una chica interna) que ahora se levanta ella por las noches y nos facilita mucho todo.

Ánimos: La semana pasada Ire estaba muy tocada, yo me pedí el día libre para estar con ella y les pedimos a mis padres que volviesen de Denia para ayudarla y ahora estamos todos en Los Molinos. Ire ya está perfecta.

Vida social: La semana pasada contratamos a Clari que se quedó una noche y nos fuimos a cenar (por primera vez sin el enano) a huerto y brasa con los follen. Ya antes nos habíamos ido a cenar pero con él en el carrito. El finde pasado vino Tito de Praga y estuvimos un rato tomándola en el carpe. Ayer Ire y yo nos fuimos también de cenita a Jenofonte (el antiguo Corralón) y este finde parece que también haremos alguna escapadita,

Al cine todavía no hemos ido desde que nació. Pero ya llegará. De momento no va mal la cosa

Cólicos: De la semana 3 a la 5 o algo así lloraba mucho como de 7 a 10 de la noche y pensábamos que serían cólicos. Pero cuándo empezamos con el método EASY vimos que simplemente era sueño, y nosotros al no saber que era le cogíamos en brazos, le quitábamos gases… y simplemente era sueño.

Avances: Ya desde el primer día levantaba el cuello. Ya se ríe mucho y hace como que habla.

11/10/2012: ¿Recuerdas cuándo Jorgito tenía casi con 5 meses?

Ahora mismo me acaba de mandar papá un montaje de vídeo chuliiisimo, de un montaje de fotos desde que Jorgito nació.

Me ha puesto los pelos de punta ver este amplio presente que estamos viviendo, como si fuese un vídeo de un lejano pasado. Me va a ser imposible expresar con palabras todas esas fotos con el enano, bañándole, dándole tomas, dándole mil besos, me va a ser imposible evocar ese sentimiento del enano con sus tíos, con sus abuelos…

Y es que viéndolo… me he acordado de mi abuelo Pepe cuando MUY SABIAMENTE DECÍA hablando del día actual: “Recuerdas aquel día…” Que forma tan maravillosa de traer la melancolía, de dar valor al presente.

¿Recuerdas aquel día que Jorgito tenía casi 5 meses? Que bonito era!! Que bonito es!! ¿Qué como es nuestra vida hoy? ¿Qué cómo es nuestro día a día?

Ire hace pocos días que ha vuelto a currar. En Julio contratamos a Leda que estuvo con nosotros interna todo el verano, ahí, nuestra vida cambió.

Pasamos un verano en el que disfrutábamos a tope del enano pero cada tarde noche íbamos a una terracita, al cine o dónde fuere. Ire pasó bajoncillos, fuimos a Denia los 6 (Charlieo, Follen…)… pero ahora Ire está ya casi casi recuperada. No hay mal que cien años dure.

Ahora Leda se queda con el enano por las mañanas y desde que vino, por las noches ya dormimos del tirón (salvo los sábados que libra), por las tardes tal llegamos, cogemos al peque y nos vamos a dar un paseo.

Solemos quedar con Mila o con Charlieo y vamos a alguna terracita y la pasamos hablando, paseando o en algún parque. Los días que Juancho sale pronto, también se apunta a la fiesta, pero en Estee Lauder le tienen en condiciones de semi-exclavitud, espero que pronto pueda irse de ahí, porque esas condiciones empiezan a ser delito. Y está siendo víctima del delito legalizado que es la explotación laboral. Pobre.

Y así la pasamos, disfrutando de Ale y Jorgito cada tarde. Ale ayer cumplió un año y dos meses. Ya anda sóla perfectamente, ayer en la guarde empezó a cantar “IA IA OOO” en una canción y de momento para hablar es más perezosa, pero… malas consejeras son las prisas.

Ahora Ale está super graciosa. Se sale cuándo estamos con mucha gente y se viene con Ire y conmigo. Como la vemos todos los días, tiene más confianza con nosotros que con terceros. Es una pasada que la tía te ponga en ese pódium y huya de otros y te eche los brazos!!!

Juancho ya ha empezado a hablarla en inglés. Le conté que uno de mi curro lo hacía y el tio le echo un par de huevos y ya sólo la habla en inglés, me da que le va a venir de la hostia! A ver cómo lo hacemos con Jorgito, que no va a ser fácil.

Este lunes fuimos al cumpleaños de Paulita, en casa de Juan, aquello estaba lleno de niños y de gente. A Jorge le cogían y el tío no protestaba nada ¡¡Se porta mejor que un Santo!! Es increíble!! No llora apenas, duerme y come fenomenal…

Ahora tiene dermatitis atópica en el cuello y los pliegues y llorar no llora pero se queja un poco sobre las 19:45 cuándo ya le toca el baño y la toma de las 8 y algo.

Hace 2 o 3 semanas le empezamos a dar cereales y en unos días comenzaremos a darle fruta… Bueno, pongo estas cosas porque luego siempre gusta recordar estas cosas.

A veces al secarle después del baño y quitarle mocos llora, pero le ponemos cantajuegos en mi móvil y se queda embobado mirándolo y deja de llorar, jeje que gracia.

Y esto es un poco nuestra vida ahora, en otras facetas… ¿Qué qué ha pasado? Este pasado lunes llegaron Koke y Carol de su Luna de Miel, el fin de semana pasado se casaron María y Ramón en una boda íntima pero chula, Charlieo se van este puente del 12 de octubre a la boda de David Bujeda, yo en departamento de compras contraté la semana pasada a Borja, que está de comercial a comisión, de momento no ha cerrado ventas, publiqué en mi blog una noticia sobre la manifestación del 25S titulada: “25S Errores y aciertos, toca aprender, Pásalo” y lo retuitearon Juan López Uralde y Santiago Segura y luego rulo por Facebook y en 3 días tuve casi 50.000 visitas y me contactaron para hacer un vídeo del movimiento. Fueron unos días curiosos, al principio flipe para bien y luego hubo malos comentarios contra mi por pacifista y vi la otra cara de la moneda.

Bueno, como resumen de estos días, yo creo que está bien. Como dijo aquel, seguiremos informando.

Millones de besos impares.

Gon

29/10/2012: Ayer… la vida. Viene otro prim@ para Jorgito!!!

Debían ser como las 5 de la tarde de ayer domingo. Por la mañana habíamos estado en el entierro de Pepe (el padre de José, María y Ropo), pero la vida tiene estas cosas.

Como la noche da paso al día, aquel domingo que amaneció triste, de golpe y porrazo se inundó de luz y de alegría. Ayer… la vida.

A eso de las 5 de la tarde, sonó mi móvil. Era Charlie:

–        Yo: Qué tal tio? Aquí andamos, con Jorgito, dándole de merendar. Qué te cuentas?

–        Charlie: Que Jorgito va a tener otro primito

–        ¿Cómo? No te creo… ¿qué?

–        Si tio, que estamos embarazados!!!!

–        En serio? Qué fuerte enhorabuenaaaaaaa!!! Como me alegroooo!!

Y ya os podéis imaginar. Ahí pusimos el manos libres para que Ire y Jorgito escuchasen la gran noticia. Ire alucinada, se echó a reir ¡¡¡enhorabuenisima!!! Se escuhaba a Eo reir, hablar, compartir, flipar. Comenzamos a hablar los 4 a trompicones, mientras Jorgito alucinaba con los gritos. Y Jorgito… que os voy a contar, riéndose como siempre, parecía enterarse de esa magnífica noticia! No es para menos! Él iba a ser uno de los más beneficiados!! Otro compañero de juegos, otro primo, otro amigo!!! Que os voy a contar, aquella tarde llegaba el tercer mosquetero! Ale, koke y… el tercer mosquetero!!

Que causalidades tiene la vida! Aquella mañana había sido la primera vez que CharliEo se quedaban con los enanos ellos sólos. Y a más a más, se quedaron con los 2 (con ale y con Jorgito). Qué se yo… ¿la vida aquella mañana les quiso decir algo? Que se yo… ¿la vida aquella mañana les quiso adelantar lo que sabrían aquella tarde? ¿les estaba haciendo un guiño? ¿Mandando un mensaje? Que causalidades tiene la vida!

Al rato Charlie envió una imagen al chat de whatsapp de “Los 6 iguales” donde se veía en el Clear Blue que estaban embarazados y que ya están de 2-3 semanas.

Y al rato del rato, estábamos los 8 (con ale y Jorge) en un bar de Chamberí (un alemán de General Álvarez de Castro) dónde comentábamos la jugada, ¡que jugada! donde hablábamos de todo lo que estaba por venir. CharliEo nos contaban los detalles, y se sucedían las preguntas, los consejos, los abrazos, se sucedían las sonrisas.

Esa foto que no hicimos fue una foto preciosa. Así que si la hacemos hoy con la imaginación, será una foto que quede de por vida. Los 8 o mejor dicho los 9 ya, en aquel bar alemán, en aquella mesa cuadrada que hacía esquina… hablando y hablando, riendo, soñando, imaginando. Ya la estoy viendo, ese instante detenido en el tiempo, todos hablando, detenidos, que foto más chula joder…¿la véis?

Cuándo leámos esto, pasado los años, nos daremos cuenta de lo maravilloso que eran aquellos años de continuas ilusiones, de continuas alegrías. Que bonito era eh? Cuándo teníamos trentaitantos y quedábamos en un bar para compartir las buenas nuevas! Qué jóvenes e inexpertos éramos eh?

Que bonito era!! Diremos.

Que bonito es, que días más maravillosos. Decimos.

Y ahora… lo que les queda, lo que nos queda a todos… ver si es nena o nene, buscar un nombre, preparar la habitación, leer mucho, informarse, cuidarse, quererse, sobre todo… quererse. No hay mejor ingrediente para fabricar toda esa felicidad que está deseando entrar. Quererse.

¿Cómo se mejora lo inmejorable? ¿Cómo se repite lo irrepetible?

Mis mejores buenos deseos para ellos, para todos.

Y sobre todo, que TODO, lo disfrutemos juntos.

PD: Aquella tarde, fue en la que Jorgito, por primera vez, probó el limón. A lo Ale, y al revés que el común de los mortales, le encantó.

Besos

Gon.

16/11/2012: Ayer Jorgito cumplió 6 meses!!!

Soy muy consciente de que el título de esta crónica sólo lo podré escribir una vez en la vida. Hoy.

Soy muy consciente de la maravillosa época que estamos viviendo. Ayer, especialmente, lo sentí.

El miércoles 14 vi al enano un poquito, menos de lo que me hubiese gustado, porque había quedado con Charlie, Chuchi y Koke para ir a la manifestación de la Huelga del 14N para defendernos del gran robo mundial y de los recortes que está sufriendo el país. Digamos que iba a defender, entre otras cosas, los propios intereses del enano al que si siguen así las cosas, cada vez le darán una peor educación en los colegios, bla, bla, bla.

Y ayer 15, había quedado con Manolo Seco para explicarle como hacer una sección de ofertas en www.departamentodecompras.es con lo que hasta las 20:00 o por ahí no pude estar con el peque. Ire estaba acabando de bañarle… entonces le cogí, le seque, le di sus cremas, le puse el pijama, le canté y bailé con él, y, a diferencia de otros días, le di yo la última toma del día (que le suele dar Leda).

Fue ahí. Ahora empieza la parte ñoña o cursi para algunos. Lo siento. Si piensas así, lo tienes tan fácil como dejar de leer.

Me fui a su habitación, casi a oscuras (como le damos siempre la última toma), me senté en el sofá rojo y el enano enganchó el biberón como si fuese el último. Así estuve como 20 minutos, mirándole, oyendo como comía, con esos ruidos entre mocos y respiración. Ahí estuve, como un tonto queriéndole con una fuerza como casi nunca me había pasado hasta ahora.

Una fuerza que no sé por qué, empezó a empañar sutilmente mis ojos con lágrimas. Perdónenme pero soy novato en esto, y hasta hace pocos meses nunca había tenido un hijo e ignoraba estas cosas. Entonces, empecé a darle besos en la cabeza mientras el enano seguía comiendo con intensidad. Al darle besos me di cuenta de que era su olor lo que me estaba drogando.

Entonces me di cuenta y empecé a olerle cada poco tiempo. Me acercaba a su cabeza y respiraba, sinceramente creo que debe tener algo de droga el olor porque es como si dieses un fuerte y largo abrazo a alguien, no, es más. Es como si esnifases amor, es como si con su olor nos controlase, nos hace dependientes de él, nos hace quererle desde dentro, con ese olor nos hace amarle y se protege. Debe ser hasta un mecanismo de supervivencia. Que alguien estudie esto, porque firmemente creo que algún poder tiene y ayer, hace no tantas horas, me drogó.

Poco a poco iba comiendo con menos fuerza, los ojos se le iban cerrando y poco a poco se fue quedando dormido mientras seguía agarrándome los dedos con sus manos mientras comía. ¿os ha pasado no? Sinceramente, es increíble. Y ¿sabéis qué?

En ese momento era muy consciente de lo que estaba pasando, en ese momento era consciente de que todo pasa, de que nada es eterno, pero en ese momento, yo, lo estaba viviendo. Y en ese momento ¿sabéis qué pensé?

“¡¡¡que maravilla todo lo que nos queda!!!, tenemos una maravilla en casa… y la tenemos para siempre” Es como si mi cuerpo o mi mente estuviesen acostumbrados a pensar, de forma casi inconsciente, que las cosas, si son muy muy buenas, no duran demasiado, pero un hijo… es una maravilla y además, Dios mediante, la tendrás toda la vida, la podrás disfrutar TODA LA VIDA.

Es muy posible que esto de lo que os hablo, sólo lo entienda aquel que lo haya vivido. Es muy probable que si a mí, hace un año, me cuentan esto… jamás lo hubiese entendido.

Y así fue, ya ko, me levanté y le dejé en su cuna, le quité el babero y… antes de irme, le miré y le dije: TE QUIERO. Él, ya dormido, quizá no me oyó, pero sé que lo supo. Es más, nadie me oyó, es más, me sentí extraño hablando al enano dormido en una habitación él y yo solos, pero yo me oí, pero… él, estoy seguro de que lo supo. Porque en la Naturaleza oir y sentir pueden llevar caminos muy distintos.

Joder, como quiero ya a ese enano. Que jodio! Con 6 meses y ya nos tiene enamorados! Y lo que nos queda!!!

Gon.

16/04/2013: Esta semana han pasado muchas cosas

Últimamente escribo menos, porque grabo más, porque hacemos más fotos, porque todo lo que podría contar, bien lo reflejan las imágenes, pero… esta semana es distinto. Han pasado cosas que bien merecen una crónica.

Me remontaré al lunes pasado, el lunes 8 de abril. Era un día que Ire y yo llevábamos esperando mucho tiempo. A decir verdad, casi desde que nació el enano. El día en el que le quitasen el frenillo. Y por fin, llegó.

Ire y yo llevamos al enano al Ruber de Juan Bravo a las 5 de la tarde. Allí en la sala de espera estuvimos jugando con el peque cerca de una hora. Le dio tiempo a jugar con un globo-guante que le regalaron las enfermeras, a gatear por toda la sala, a conocer todos los cuadros, botones… y cada uno de los rincones, hasta que le llamaron. Se fue con las cariñosisimas enfermeras como si las conociese de toda la vida sin mirar atrás. Sin mirar a la sala donde se quedaban sus padres esperando. Poca espera, porque Ire se puso a mirar su móvil y a chatear con Paula y no debió llegar al minuto 4, cuándo salió el doctor y dijo: “Ya está, ha salido todo bien”.

Joder que rapidez. Un médico super atento, un equipo cariñoso, efectivo. Perfecto!! Luego entro Ire (yo me tuve que quedar fuera) y estubo con el enano que flipaba un poco de la situación. Pero… como si nada, se tomó su biberón y al rato ya estaba diciendo “bababa papapa u u u” sus cosas.

Y pasó la semana… ya sin frenillo se aprecian cosas nuevas, si llora mucho ya no vomita… aunque todavía no saca la lengua, es pronto.

Y llegó el sábado y nos fuimos los 3 al retiro. Su primera vez en el retiro. Allí vió los famosos patos del lago, los títeres… y al día siguiente… al ZOO!!!!

Nos fuimos con su prima Ale y Juancho y mila. Y allí… como enanos. No sé si Jorge se enteró de mucho y se acordará de menos, pero está grabado, lo podrá ver, se podrá ver. Allí fue dónde fue la primera vez de muchas cosas, de ver una jirafa, un rinoceronte, de dar de comer a las cabras, de ver tiburones… aunque el en realidad vería figuras en movimiento sin llegar a interpretar muy bien de que se trata. Tendrá tiempo de hacerlo.

Y además ayer… cumplía 11 meses y ¿qué nos regaló? Pues para la sorpresa de Ire y mia (y tal y como nos había dicho Leda) ayer aprendió a dar obejetos. Para tí que lees será facil, pero cuándo no se ha hecho nunca, es toda una azaña, toda una gran experiencia.

Mira la escena: Ire y yo en el salón, padres primerizos, ingenuos, ilusionados… tirando al enano pelotas y diciendole : “traemela pelota Jorge” y… descubriendo como nuestro hijo, gatea veloz ilusionado a coger la pelota y devolvernosla, (como diría su tio Charlie, eso no es gatear, eso es dar palmetadas al suelo). Y tal lo hace, ese salón dónde estamos siendo felices casi sin darnos cuenta, se invade de un sonoro: “bieeeeeen” acompañado de aplausos de dos padres tan encantados como sorprendidos de ver como nuestro ADORABLE peque NOS ENTIENDE.

Quién le conozca sabe que era imposible escribir ADORABLE en minúsculas. ¿Amor de padre? No. Virtúd de hijo.

Y así acabo esta crónica, con la foto de ese salón en una sencilla tarde de lunes, dónde lo anecdótico pasó a ser categoría, dónde la rutina se convirtió en evento, dónde la falicidad cotidiana que tienen los pequeños momentos dejó su aroma en ese salón lleno de la luz que trae ya la primavera.

Jorge, viniste hace 11 meses y te queremos como si llevases toda la vida.

Un beso.

13/06/2013: Su primer año y sus primeros pasos

Ya ha pasado un año, lo celebramos en casita con los abuelos, cherlieo, los follén y javi y Sandra y por supuesto sus primas Leire y Ale. Por aquellos días el peque ya daba 2 o 3 pasítos pero enseguida se caía o se bajaba para ir gateando.

Pero… una semana después ya daba como 10 pasos y a las 2 semanas yo le grababa recorriéndose todo el salón y todo el pasillo. Qué avances! Aprendió en 2 semanas lo que no hizo en un año! Es curioso como aprenden los enanos, parece que estuviesen programados y que cada semana o cada mes les tocase aprender algo.

Esos días también empezó a señalar, que por lo visto, tal y como dicen en los documentales de Baby Human, es algo super importante para esta edad porque se les abre un mundo en la comunicación al poder señalar dónde decir dónde quieren ir o qué quieren que les cojamos.

Ayer, estaba Ire sentada en el banco de debajo de casa y el enano vió un perro a lo lejos y dijo “guau guau” (o algo parecido). Ire se quedó flipada. Ya dice “guau guau” al ver un perro y todo.

La verdad es que ahora ya va siendo más fácil comunicarse con él, porque ya sabe decir perfectamente NO moviendo la cabeza de un lado a otro, con lo que vamos haciéndole preguntas y va respondiendo con la cabeza ¿Quiéres agua, leche, este juguete, el otro…?

Ya está empezando a hacer un calor de bandera, hasta hace poco hacía frio, llovía… parecía que el verano no iba a llegar nunca.

Un día normal ahora es que yo me vengo a casa de mis padres a currar rollo freelance (sigo cobrando el paro, llevó como 7 meses) y ya me van saliendo bastantes clientes para hacer webs, con lo que parece que la cosa avanza.

Ire va a su curro a Cuzco (Maltus Darwin) y sobre las 17:30 estamos en casa (yo voy en bici) y nos llevamos al enano a algún parque, solemos quedar con Mila y Ale y a veces con Charlie y Eo que ya están a puntito de tener a Inés (creo que están de unas 37 semanas).

El enano lleva ya como un mes y medio durmiendo del tirón, le acostamos a eso de las 9 y hasta las 7 y algo no se suele despertar. A veces llora un pelín por la noche pero enseguida se vuelve a quedar dormido. Un lujazo.

Mi mejor momento con él sigue siendo cuándo le doy el bibe a oscuras en su cuarto por la noche. Le doy besos en la cabeza, le digo que le quiero… mientras el toma su bibe, es un placer de la hostia, le huelo, etc. Que maravilla!!!! Luego le acuesto, el coge su chupete y se va quedando dormido mientras Ire y yo nos ponemos algún capítulo de la serie Dexter.

Jeje este es un poco el resumen de nuestra vida a día de hoy. Una foto con letras de lo que hacemos, para recordarlo algún día.

Te queremos muchísimo “coque” (como dice Ale).

Besos!!!

Una respuesta a A mi hijo

  1. iredrcre dijo:

    precioso!!! te quiero…

    comos tres!!! que grande!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s