Mis poesías

Allí

Allí,
a dos palmos del estambre,
en la esquina del mercado
donde un niño abandonado
lloró una tarde
abrazado al sentimiento cobarde
de sentir que se rendía…
todavía
algunos ven como arde
junto a esa gota
que roza el ala rota
de tu ausencia;
la Demencia.

25-01-2007

 

LOCURA.

Me perdí,
encerrado en tu figura
me perdí.

Admirando tu hermosura
naufragué.

En el sol de la penumbra
me olvidé.

Abrazado a tu ternura
esquivé
cien mil mañanas a oscuras
donde vi
que mis ojos son tus dudas
que jamás
volverán de la locura.

 

Cuestión de costumbre

Me he acostumbrado a tu ausencia,
a tu pasado,
a caminar con esta lanza
clavada en un costado.

Me he acostumbrado al vacío
de mi desierto lleno,
a congelarme en el frio,
a beberme tu veneno.

 

Quiero amarme y me odio.

Senderos de tinieblas
rodean mi existencia,
lanzas, venenos y dagas
mi conciencia reclaman.

Quiero amarme
y me odio,
quiero besarme
y me muerdo,
me muerdo el alma.

Quiero sentir que una espada
me atraviesa y me mata
cuándo mi corazón amarga.

Conciencia… ¡no me exijas!
no me pidas que actúe
desde el cielo a cada instante,
deja que mis pies pisen
o paren al cansarse,
no me pidas que camine
sin frenar por ir delante.

Deja que tome aire
y dame pie para sentarme
y déjame desde aquí
mirar al cielo y decir:

“Tranquilidad, paz y sosiego
veo desde mi lecho;
sin trepar ningún techo,
ni caminar ningún fuego”.

Deja que tome aire,
no me pidas que camine
sin frenar por ir delante.

 

De alguna manera.

De alguna manera
no sé,
te miré a la cara.

De alguna manera
no sé,
miré y no vi nada.

Y seguí mirando
y no te vi,

Y segui mirando
y me fui.

De alguna manera
no sé,
Te miré a la cara.

15/11/2006

 

Le pedí

Al amor le pedí cordura,
a la cordura demencia,
a la demencia mesura
y a la mesura insolencia.

Le pedí a la paciencia ira,
a la ira, clemencia
y a la clemencia una lira
para animar a la prudencia

11-2006

 

A IRE: No somos dos

Mi amor, yo no me quedo si mueres
pues es mi corazón el que se va
yo no me quedo si mueres
pues mi corazón va detrás

y que no me pidan que me quede
y si no me despiden me despido
y que no me pidan que me quede

si tú te vas yo me habré ido.

 

Que empezaba por detrás

Llamé al gerundio participio,
hice a diario lo anual,
acabe por el principio
y comencé por el final.

Bebí pan y comí vino,
a la causa llame casual,
llamé al presente destino
y a lo eterno, eventual.

Aprendí de los abrazos
que se regalan sin más,
hice mi corazón pedazos,
dije “nunca jamás”.

Aprendí que lo importante
nunca lo olvidarás
y cuando me tocó delante
supe volver atrás.

Quise matar la muerte,
quise vivir de más,
llame mala a la suerte
que empezaba por detrás.

28/02/07

 

Será eso, si, eso será.

Será eso, si, eso será.
Será que se ha tragado la noche al día,
será que ya no luce mi interior,
será que ya no hay amor que a una llama perviva,
será que ya no habla el corazón.

Será eso, si, eso será.
Será que nuestro alimento son guerras y batallas,
será que no sabemos pedir perdón,
será que los sueños, ya se callan,
será que solo sé decir adiós.

Será eso, si, eso será.
será que ha muerto la bondad,
será que no se lleva el cariño,
será que se condena la piedad,
será que ya no lloran los niños.

Será eso, si, eso será.

(1993)

 

Bendit@

Bendito sea el matiz,
bendita la muleta,
bendito el aprendiz
a aprendiz de poeta.

Benditos esos pocos
que hacen literatura,
benditos sean los locos,
bendita la locura.

Bendita sensatez
guiño de la impostura,
bendita su acidez,
bendita su hermosura.

27-01-2007

 

A MAMÁ.

A dar,
a querer y ser queridos,
aprendimos a soñar,
a no volver arrepentidos.

A ser bastón de los cojos
a que no existe el enemigo
a mirar siempre a los ojos
al capataz y al mendigo

A dejar la puerta abierta,
nos enseñaste a llorar,
a dar a la voluntad fuerza
nos enseñaste a volar.

Nos enseñaste a creer en nosotros
y nos creíste,
nos enseñaste a querer a los otros
y nos quisiste.

Aprendimos que hay lazos irrompibles
que vale más un beso que dos
que lo bonito es invisible
que hay menos contras que pros

Aprendimos que el que da
gana más que el que recibe
vimos que se sobrevive
a la palabra Verdad

Nos uniste,
nos enseñaste a abrazarnos
y si alguna vez gruñiste
también supiste perdonarnos

Hemos tenido miedo
y has venido
te hemos pedido el cielo
y lo has traído

Hemos volado juntos
y juntos hemos caído
que bonito es el recuerdo
de cantarnos al oido

Te hemos visto crecer
Hemos sido tus testigos
¿exíste algo mejor
que ser por siempre tus Amigos?
¿existe fuerza mayor
que haber nacido de tu ombligo?

Fdo: Tus Hijos.  23-01-2007

 

Bailando en la locura.

Estarume solivando
las costumbre enquilesca,
adelome sin alude,
adarobe simulesca.

Incueri vi dovaina
que si nole, adornesi,
vandelmao esquivaina,
andagore, almi, topome, nesí.

 

He muerto y no estabas

Hoy he muerto
y no te he visto.

Hoy he muerto
y tú no estabas.

Y te veo desde el cielo
como levantas tu falda
y reviento.

¿Qué no te dí? ¿mi alma?
¿En qué te fallé?
¿Qué me dirías hoy
que no me dijiste ayer?

 

A mi abuelo Pepe: Por ser así, como eres.

Por ser así, como eres
Por tu bonita mirada
Por querer a quienes quieres
Por tu alma enamorada

Por los lazos que has creado
Por tu juventud detenida
Porque un recuerdo a tu lado
Es para toda la vida

Por tu actividad envidiable
Por tu ingenio, por tu luz,
Por ese inmodificable
Precioso acento andaluz

Por ser así, como eres
Por la escasez de tus males
Por preferir como prefieres
El buen gusto y los modales

Por tu amor, por tu ternura
Por tu paz de nazareno
Por tu tremenda cordura
Por tu carácter sereno

Por ser lejano amigo
Del juego y los azares,
Por no mirarte el ombligo
Por tus besos impares

Por esa dulce sonrisa
Por saber como sabemos
Que se contagia tu risa
Por ser así, como eres…
Por ser así, te queremos.

 

UN INCISO A JOAQUÍN

Se vengó Abel de Caín,
que pluma rota tan fina
que bálsamo sin aspirina
cuando firma D. Joaquín.

13-11-08

 

No estar

Solo;
que no estoy acostumbrado
a no estar acostumbrado
a no estar,
solo;
que no estoy acostumbrado.

 

Me obligaste a reir.

Me dijiste que me fuera
Sin ti.

Me obligaste a que riera,
Lloré.

Y me abrazaste y me besaste
Sin pretender que muriera.

 

A…

A la centésima parte de la hermosura,
A los segundos sobrinos,
de los hijos de la fractura
de los números primos.

Al caracol sin coraza,
al enemigo acérrimo
del acérrimo a la raza.

A las mentes sin cabeza,
al sexto de caballería
victima de la vileza.

Al séptimo de los astados,
polizón que sobrevive
a la muerte en los costados.

A las raras excepciones,
a las falsas apariencias,
a las sanas adicciones,
a la virtud de la paciencia.

A las niñas sin corteza,
a los petardos mojados,
a los niños que tropiezan
al subirse a los estrados.

Al árbol en flor
de los desaparecidos,
Al cuarto ganador,
al sexo sentido.

Al los besos de más,
a las camas de menos,
al no sé, al quizás,
a las damas sin frenos.

al que sí se derrumba,
a los apagones,
al los héroes sin tumba,
a los que piden perdones.

A las falsas esperanzas,
a las bajas pasiones,
a las ciegas confianzas
sin apelaciones.

Al que invita a las copas,
a las menos francas,
a las banderas blancas,
al que retira las tropas.

A las abejas que perdonan,
a los amigos sin coraza
que te besan y te abrazan
y no te abandonan.

A los que vienen solos,
a los que te tocan
y curan tus dolos.

A los que cada día
son un regalo,
A ese largo intervalo
de la alegría.

A las piadosas verdades,
a la risa nerviosa,
a las curiosidades
que se vuelven hermosas.

A la extrañeza,
A los recuerdos dormidos
en la belleza
que regresan del olvido.

Al segundo apellido,
al que expira,
al que pasa inadvertido
cuando mira.

Al pendejo,
al que siempre improvisa,
Al espejo que devuelve el reflejo
de una sonrisa.

Al que sigue entero
si toma partido,
al que habiendo perdido
empieza de nuevo.

A los que no te señalan,
a las abuelas,
A las balas que resbalan,
a las impares gemelas.

A celestinas que enhebran
a lejanos allegados,
a los que nunca celebran
un día de enamorados.

A los que son, a los que eran,
al amor por duplicado,
A los que todavía nos esperan
al otro lado.

Al que nunca lo adivina,
a las vírgenes que exploran,
A los que vencen a la rutina,
a los abuelos que se adoran.

A las pieles por debajo,
al beso que se avecina,
al que conoce el atajo
para quitarte la espina.

Al viaje que harás,
a todo lo que te queda,
al que sabe ir detrás,
al que abre la veda.

A lo bailao que no te quitan,
a las santas indecentes,
a los labios que recitan,
a los que saben que mientes.

a los pasados inciertos,
a los verbos sin frontera,
al peor de los aciertos,
al contigo no hay manera.

al que baila en los tejados,
a la actriz que era actor,
al mejor de los pecados,
al soldado desertor.

A los besos de puntillas,
a la muerte que no  existe,
al que nunca se resite
a mirar por las mirillas.

al corazón errante
del invierno que retrocede,
a la lagrima emigrante,
para que se quede.

 

PROESIA: En mi nombre.

En mi nombre cruzaste mares, sembraste campos, subiste ríos,
En mi nombre escribiste versos, pequeños poemas, grandes estrofas
Educaste a tus hijos en mi nombre
Tus actos limitaste, escribiste cientos… miles de reglas
Te fustigaste, te miraste al espejo y te dolió, sentiste dolor en mi nombre
Mi nombre te dio calor y dio frío, te dio luz y dio sombra, te dio la vida y te mató
En mi nombre soñaste y prohibiste soñar, en mi nombre castigaste, torturaste,
En mi nombre regalaste tu vida entera, en mi nombre te encerraste
Fue mi nombre el que te prohibió amar, tener, desear y perder
En mi nombre encendiste hogueras, prendiste cuerpos, familias enteras destrozaste
En mi nombre salvaste vidas
en mi nombre quemaste libros, enfrentaste hombres
en mi nombre hiciste guerras, en mi nombre campos enteros se cubrieron de inertes cuerpos
en mi nombre celebras tus rezos, en mi nombre te arrodillas y veneras a otros hombres
en mi nombre vienes y en mi nombre vas
vi mujeres morir en mi nombre, vi cuerpos maltratados, niños escondidos,
vi miedo,
vi como, en mi nombre, traicionaste y fuiste fiel
te vi darme mil nombres y enfrentarlos,
te vi toda la vida
vi como un niño ocultaba su pasado, sus recuerdos, le vi renegar de su hermano y morir
no tocabas, no mirabas… lo llamaste pecado en mi nombre, lo llamaste pecado!
las palabras de otros hombres, en mi nombre, te guiaron,
En mi nombre cuando querias gritar callabas, cuando querías soñar dormías,
cuando querías besar temías
en mi nombre cientos de hombres expulsaste y lo llamaste limpieza,
en mi nombre lo llamaste pagano y lo marcaste
en mi nombre vi hermanos darse la espalda y andar
les vi querer a pesar
vi hijos morir en mi nombre, vi madres llorar…

¿en mi nombre?

6/5/2006

 

A Joaquín Sabina:

Al maestro en granada que nunca fue

De trotamundos incauto a literatura,
ese poeta que se metió a cantante,
primo del primo de la impostura,
vaya yo por detrás, mi devoción delante

Cómplice asiduo de cien mil lunas,
genio sin lámpara de Aladino
que guía la senda de malas plumas
por el cauce imperfecto del buen camino.

Diploma del arte de la escritura,
cicatriz de la herida del ABC,
antónimo hidalgo de la incultura,
al maestro en Granada que nunca fue.

8/02/2007

 

Joaquín, te debía una poesía
(Al poeta de la calle de al lado)

Excelso verso,
sublime pluma
poeta converso
que fuma y fuma.

Pistolero de versos,
balas de juguete,
colecionista de inversos
desde cadete.

peluquero de la otra España
bajo la luna
que riza las pestañas
a más de una.

de haberle conocido
de sus letras encantado
de sus rimas infectado
de su verbo agradecido

12/9

 

DE PUÑO Y LETRA:

Y firmaré con sangre mi amor por tu vida,
mi pasión desenfrenada
y mi delirio de príncipe aturdido
ante la belleza de la estimada princesa,
con dientes de seda y ojos de brillantes
y con el corazón en el puño, firmaré.

Firmaré por solo una mirada,
y porque sepas que existo… las estrellas.
nací para amarte
y ni bajo tierra podrán cambiar mis sentimientos.

Preferiría no existir si tú te vas,
si tú de mi te olvidas.
la firma de mis lágrimas
sería como un océano de amor,
de amor para el recuerdo.

(1993)

 

 

Y YA, POR FIN MUERTO:

Y ya, por fin muerto,
bajo tierra lapidado,
con sándalo cubriendo
el cenit de mi estampa…
aprendo a callar; bajo el silencio.

Pero mi alma en pena,
con ansias de escapar,
de rehuir a este lamento,
grita entre flores
que acompañan con llantos mi condena.

 

ANIMALES DISTINTOS

Me sentía como un gato entre ratones,
no rimaban en sus ojos mis poemas,
mis locuras fracasaban en razones,
naufragaban, en sus barcos, mis problemas.

Recitaba para ciegos del oído,
respondían con ladridos si maullaba,
preferían a lo malo conocido,
a los sueños, si crecían, despertaban.

 

A MIS AMIGOS

Por mucho que le ponga una careta
al lado menos diestro de mi pecho,
sabrán que me escondo en la maleta,
que viaja a vuestro lado por derecho.

No disparen si al amar doy arañazos,
no me pidan que al besar sea discreto,
no me suelten si les pido más abrazos,
no me odien si al quererles les aprieto.

No me crean cuándo digo que les miento,
no se vayan si confieso que me muero,
no me juzguen si les hablo desde dentro,
no me mientan si les digo que les quiero.

 

Ellas.

La vi reír, entre maravillado y envidioso la vi reír.

Las vi hablarse al corazón, las vi tocarse con los ojos, las vi reír y soñar. Vi a mi quimera en sus gestos, en sus palabras, vi allí todos mis sueños. Vi que no era siempre el fondo. Descubrí que era la forma, era la forma de ver, de mirar, era la forma de reír, de disfrutar… Descubrí que era la forma.

Una parte de mis ojos lo sabía, pero otra no. Hoy mi sueño es esa forma, como los niños mirar, como los ciegos tocar, como los adolescentes reír, como enamorado sentir… hoy mi sueño es decir, hoy mi sueño es contar, es que mi corazón y mi boca cuenten los mismos cuentos, que los oídos ajenos vean mis sentimientos.

No quiero cabalgar ni descubrir nuevos mundos, no quiero cambiar el fondo. Quiero que mis ojos miren, aquí, a tu lado, quiero que te toquen mis manos y que lata mi boca, quiero que tiemblen mi corazón y el tuyo de la mano. Quiero seguir aquí, a tu lado, y al tuyo, y al tuyo… quiero mirarte más y reprocharte menos, quiero tocarte más y pedirte menos. Quiero exprimir la manera de mirar y de sentir, quiero querer y soñar, quiero vivir.

23/06/2006

2 respuestas a Mis poesías

  1. Pingback: Los números de mi blog en 2010 | El Blog de Gonzalo

  2. iredrc dijo:

    Me encantan!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s